Cuando la situación es insostenible y se plantea el fin de la relación matrimonial, es necesario pensar sobre la opción más conveniente: divorcio o separación.

Aspectos en común:

  • Implican que la convivencia de los cónyuges se acaba
  • Se liquida el régimen económico matrimonial
  • Si hay hijos se debe establecer como va ser la custodia, las visitas, etc.

Diferencia:

  1. En la separación hay una posibilidad de reconciliación. Por eso las partes no pueden volver a casarse.
  2. En el divorcio la disolución del matrimonio es definitiva, es decir, las partes podrán rehacer sus vidas y volver a casarse.

¿De mutuo acuerdo o contencioso?

Siempre hay que intentar llevar a cabo estos procedimientos de mutuo acuerdo. Son situaciones difíciles y es la mejor forma para que el proceso sea menos traumático y más económico.

Si no se pudiese llegar a un acuerdo, deberemos acudir a la vía judicial en la cual el juez será quien decida sobre el divorcio o separación.