Tener un hijo significa que tu vida cambia por completo. Desde el primer momento, como padres hay que cumplir con unas obligaciones, como por ejemplo alimentar a los hijos, ya que nuestros hijos dependen de nosotros y los tenemos que proteger. Por el hecho de tener un hijo ya se tienen todas esas responsabilidades a las que no se pueden renunciar.

Incluso en los casos donde los padres están separados o divorciados, los dos siguen teniendo la patria potestad aunque la guardia y custodia de los menores la tenga sólo uno de ellos.

            ¿Hasta cuándo existe esta obligación?

La patria potestad se acaba:

            1) Cuando el hijo se emancipa.

            2) Cuando el hijo es adoptado

            3) Cuando los padres o el hijo fallecen.

Ahora bien, aquí hay que tener en cuenta que si se declarará al hijo como incapaz la patria potestad sigue ya que los incapaces necesitan protección al igual que ocurre con los menores.

            ¿Cuándo termina la patria potestad de un incapaz?

La ley recoge cuatro supuestos:

            1) Cuando una sentencia declara que la incapacidad ya no existe.

            2) Cuando el incapacitado se case.

            3) Cuando el hijo es adoptado

            4) Cuando los padres o el hijo fallecen.

Para terminar, hay supuestos en los que se le puede privar la patria potestad a uno o a los dos progenitores cuando el o los progenitores no cumplan con los deberes que tienen como padres. Son casos muy serios y por eso necesitaremos que lo declare un juez.